Agua potable

Agua y salud
El agua contaminada y el saneamiento deficiente están relacionados con la transmisión de enfermedades como el cólera, la diarrea, la disentería, la hepatitis A, la fiebre tifoidea y la poliomielitis. Los servicios de agua y saneamiento inadecuados o mal gestionados, o la falta de ellos, suponen riesgos sanitarios evitables. Esto es especialmente cierto en los centros sanitarios, donde tanto los pacientes como el personal están expuestos a riesgos adicionales de infecciones y enfermedades en ausencia de servicios de agua, saneamiento e higiene. En todo el mundo, el 15% de los pacientes desarrollan una infección durante su estancia en el hospital, y en los países de bajos ingresos la tasa es mucho mayor.

El tratamiento de las aguas residuales urbanas, industriales y agrícolas hace que el agua potable que utilizan millones de personas tenga niveles peligrosos de contaminación o polución química.

Se calcula que 829 000 personas mueren cada año de diarrea debido a la falta de agua potable, de saneamiento y de higiene de las manos. Sin embargo, la diarrea se puede prevenir en gran medida. Por ejemplo, 297 000 muertes de niños menores de 5 años podrían evitarse cada año si se eliminaran los factores de riesgo. Cuando no se dispone de agua, la gente puede pensar que lavarse las manos no es una actividad prioritaria, lo que aumenta la probabilidad de sufrir diarrea y otras enfermedades.

La diarrea es la enfermedad más conocida asociada a los alimentos y el agua contaminados, pero también conlleva otros peligros. En 2017, más de 220 millones de personas necesitaron tratamiento preventivo para la esquistosomiasis, una enfermedad aguda y crónica causada por gusanos parasitarios que entran en el cuerpo humano a través del contacto con agua contaminada con parásitos.

En muchas partes del mundo, los insectos que viven o se reproducen en el agua son portadores y vectores de enfermedades como el dengue. Algunos de estos insectos, denominados vectores, se reproducen en agua limpia en lugar de sucia, y los depósitos de agua potable utilizados en el hogar pueden servir de caldo de cultivo para ellos. Una medida sencilla como el uso de tapas para estos contenedores puede ayudar a reducir las tasas de reproducción de vectores y tiene la ventaja añadida de evitar la contaminación fecal del agua en los hogares.

https://www.teachertube.com/user/channel/feyanadavid87
https://www.imagekind.com/MemberProfile.aspx?MID=13b3ec62-2f67-4c1d-aade-146b5be98369
https://www.kiva.org/lender/feyana2829
https://www.blurb.com/user/Feyanadavid8?profile_preview=true
https://www.4shared.com/u/Fv-4j0xS/feyanadavid87.html
https://www.kickstarter.com/profile/2017602284/about
https://www.deviantart.com/feyanadavid87/status-update/Hi-I-work-in-IT-904225369
https://hubpages.com/@feyanadavid87
https://www.dreamstime.com/feyanadavid87_info
https://pin.it/2n63V7N
https://www.pearltrees.com/feyanadavid87/item422501908
https://pxhere.com/ru/photographer-me/3782673

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *